Siria: El apoyo económico ayuda a las personas mayores a rehacer sus vidas

08/01/2014

Alrededor de 2 millones de sirios han tenido que huir de su país desde el comienzo de la guerra en 2011. Naciones Unidas prevé que este número sobrepase los 4 millones al final de este año.

Entre los refugiados se encuentran decenas de miles de mujeres y hombres mayores en situación de desesperada necesidad. HelpAge International, junto con Handicap International, está trabajando en Líbano y Jordania donde hay más de 35.000 sirios refugiados mayores de 60 años.

Nuestro trabajo está financiado por Age International y el Comité para Emergencias y Desastres (DEC por sus siglas en inglés) e incluye un apoyo económico directo a los refugiados más vulnerables y a las familias que viven en las áreas urbanas de Jordania.

Obligados a dejar sus casas

Fatema necesita asistencia. En estos momentos está viviendo en Jordania con tres de sus hijas y ocho de sus nietos. Hasta que se marchó de Siria había disfrutado de una vida activa cultivando aceitunas y trigo en un pequeño pueblo al sur del país. Pero la violencia se acercaba y el sonido de los bombardeos era cada vez mayor.

Gracias a la ayuda recibida Fatema puede pagar por sus desplazamientos al hospital Gracias a la ayuda recibida Fatema puede pagar por sus desplazamientos al hospital (c) Logan Sullivan / Handicap International

Hace aproximadamente un año, Fatema fue herida en un accidente en la carretera. Tenía 72 años y sufrió una fractura en la pierna. Se la trasladó inmediatamente al hospital local, pero fue evacuada cuando los movimientos de las líneas del frente dejaron a los pacientes sin cuidado continuado.

Las fuerzas armadas llegaron a su pueblo y obligaron a Fatema, a su familia y a sus vecinos a salir a la calle. Sus casas fueron saqueadas y quemadas hasta sus cimientos. Junto con una de sus hijas, Fatema se unió a un grupo de personas de su pueblo que se encaminaba hacia el campo de refugiados de Zaatari en Jordania, llevando sólo sus ropas a la espalda.

Al día siguiente dejaron el campo con la esperanza de encontrar mejores cuidados sanitarios y perspectivas de trabajo en las afueras de la capital, Amán.

Alto precio del alquiler y ningún ingreso

Fatema fue acogida por una mujer que conoció y que la alimentó, bañó y vistió. Después de un año Fatema fue capaz de reunirse con tres de sus hijas. Ahora viven todas juntas en una sencilla casa con acceso limitado al agua y electricidad de manera intermitente.

Actualmente sufre de osteoartritis y calcificación (acumulación de calcio en los depósitos del cuerpo) en ambas piernas, y además de su fractura, Fatema se encuentra inmovilizada ya que no cuenta con un cuidador. “Siento como que estuviera en una prisión. Estoy atrapada todos los días”, explica con frustración Fatema. “No me importa donde estar -Siria, Jordania- pero al menos poder salir fuera y moverme”.

El enorme flujo de refugiados y la resultante alta demanda de alojamiento tiene como consecuencia que refugiados sirios como Fatema paguen cientos de dólares al mes por el alquiler de un casa. Fatema y sus hijas carecen de ingresos regulares.

Apoyo financiero

El apoyo financiero facilitado conjuntamente por HelpAge y Handicap International permite a Fatema elegir la forma en la que ir saliendo adelante: Puede pagar por el transporte al hospital y contribuir a los ingresos de su familia.

Handicap International y HelpAge también apoyan a familias en la gestión de sus presupuestos. Fatema recuerda la vida sencilla que una vez tuvo, antes de que sus dos hermanos fueran asesinados por soldados. Es consciente de la situación de su familia y de sus condiciones físicas, sabe que probablemente nunca pueda disfrutar de la libertad de moverse por sí misma.

En este momento todo lo que espera es, al menos, seguridad. “Mi único sueño para el futuro es que podamos estar seguros estemos donde estemos,” nos explica Fatema con lágrimas en los ojos. “Ahora es todo lo que quiero.”

Donate ahora.

eBoletín


Suscríbete gratis

Política de privacidad

X
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede configurar su navegador para impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque dicha acción podra ocasionar dificultades de navegación en la página web.
CÓMO CONFIGURAR
ACEPTAR

Tags for this page