Se necesita más acción para eliminar la violencia contra las mujeres.

26/11/2013

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

En todas las regiones del mundo se llevaron a cabo campañas para incrementar la conciencia sobre las distintas problemáticas a las que se enfrentan las mujeres.

Por primera vez, el Encuentro del Panel de Alto Nivel de Reino Unido, que ha tenido lugar este mes, reconoce la urgente necesidad de acción frente a la violencia que mujeres de todas las edades sufren en los contextos humanitarios.

Las agencias humanitarias líderes, incluida HelpAge, se reunieron en Londres con el fin de apoyar y respaldar el compromiso global que priorizará la protección de niñas y mujeres de todas las edades y capacidades en situaciones de emergencia.

Una medida urgente.

En la reunión, se propuso una declaración reconociendo que la prevención y la respuesta hacia la violencia contra las mujeres y niñas en emergencias deben ser de urgente intervención. Debe ser prioritario desde el comienzo de la emergencia junto a otras intervenciones de emergencia.

Además, reiteramos nuestro compromiso con las acciones y principios principales que:
a) Fortalezcan nuestro esfuerzo para promover y proteger los derechos de las mujeres y las niñas de todas las edades, y
b) Crear un entorno seguro para ellas en un conflicto y un desastre natural.

Violencia contra las mujeres mayores.

La importancia de esta reunión no puede ser sobreestimada. La violencia contra las mujeres durante o después de los conflictos armados ha estado presente en todas las zonas de conflictos nacionales e internacionales.

Naciones Unidas estima que, en todo el mundo, una de cada cinco mujeres serán víctimas de una violación o de intento de violación durante toda su vida.

Es probable que estas cifras estén infravaloradas ya que los datos no recogen la totalidad del curso de vida de las mujeres y, por tanto, no recoge las experiencias violentas que sufren las personas mayores.
Un informe de Iniciativa Humanitaria de Harvard e Intermón Oxfam sobre Violencia Sexual en la República Democrática del Congo encontró que en la provincia del Sur de Kivu, el 10% de las mujeres supervivientes de violencia sexual entre el 2004 y el 2008 tenían más de 65 años. Las mujeres de la RDC representan tan solo el 10% de la población total, lo que demuestra lo vulnerables que este grupo de mujeres.

"Algunos rebeldes me atacaron en casa y me violaron... Dispararon y por tanto la gente no vino a ayudarme y me dejaron ahí medio muerta." Esta experiencia desgarradora de una mujer de 83 años del Congo no es un incidente aislado. Pero es de los pocos que se escuchan.

Escasos datos sobre violencia contra las mujeres mayores.

La escasa recopilación de datos existentes indica que las mujeres mayores, muchas de las cuales han sufrido violencia de género a lo largo de sus vidas, están expuestas a distintos y adicionales tipos de violencias, como la violencia económica, psicológica y el abandono. El riesgo de sufrir estos abusos se incrementan durante las emergencias, cuando las estructuras sociales están dañadas y la violencia contra las mujeres tiene posibilidades de incrementarse considerablemente.

Pero esta escasez de datos, están infrarrepresentados y son asociados a un estigma social que deja a las mujeres mayores, principalmente, en situación de invisibilidad, sin la posibilidad de reparar y recibir la adecuada asistencia médica y apoyo psicosocial necesario.

"Estoy casada pero mi marido desapareció en 2001 como resultado del conflicto armado. Esa fue la razón por la que tuve que escapar. Fue muy duro tener que dejar todo atrás, venir a la ciudad y empezar de cero. Ello implica mucho sufrimiento", contaba una mujer colombiana de 60 años cuyo desplazamiento y la manera en que los grupos armados ilegales la trataron marcaron irreversiblemente su vida.

Compromiso con las mujeres de todas las edades.

En la reunión de Londres, los participantes se comprometieron a asegurar que las mujeres de todas las edades y capacidades sean fortalecidas, y no debilitadas, en una crisis.

Para alcanzar esto es importante entender y construir evidencia de las diferentes manifestaciones de la violencia contra las mujeres mayores, y adoptar enfoques específicos que lleguen a las mujeres más vulnerables.

La aprobación de la prioridad de las necesidades de las niñas y las mujeres de todas las edades y capacidades es un desarrollo positivo, pero necesitamos mecanismos sólidos de responsabilidad para hacer el seguimiento de estos compromisos.

Si se cumplen, las mujeres mayores de la RDC, Colombia y más recientemente Siria y Filipinas, las cuales han sido excluidas en muchos casos en la asistencia humanitaria, podrían sobreponerse a la violencia que sufren.

Donate ahora.

eBoletín


Suscríbete gratis

Política de privacidad

X
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede configurar su navegador para impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque dicha acción podra ocasionar dificultades de navegación en la página web.
CÓMO CONFIGURAR
ACEPTAR