Nuevo informe destaca las deficiencias en la atención médica en Etiopía, Mozambique, Tanzania y Zimbabue

01/06/2017

Un hombre mayor recibe una ayuda en efectivo en Tanzania (c) Kate Holt/Age International

Un nuevo informe realizado por HelpAge International y Age International indica que la prestación y el acceso a servicios médicos para el colectivo mayor son completamente inadecuados en Etiopía, Mozambique, Tanzania y Zimbabue.

El informe ha sido lanzado a finales de mayo en la conferencia Better health for older people in Africa que ha tenido lugar en la Dar es-Salam, la capital de Tanzania. El informe Cash transfers and older people’s access to healthcare indaga los obstáculos a los que las personas mayores se enfrentan a la hora de acceder a servicios de salud en los cuatro países africanos, enfocándose en el impacto que las ayudas económicas de dinero en efectivo tienen para superar estas barreras.

El informe muestra la situación desalentadora de los servicios de salud para las personas mayores en Etiopía, Mozambique, Tanzania y Zimbabue. Los gastos de salud se encuentran mucho por debajo de los objetivos establecidos a nivel regional, y la falta de inversión implica un límite de disponibilidad, accesibilidad, asequibilidad e idoneidad del sistema sanitario. 

Cada uno de los países tiene un número insuficiente de instalaciones, y de los cuatro países, solamente Zimbabue dispone de geriatras y solamente Mozambique ofrece formación para geriatras.

“Muchas personas no conocen las condiciones de salud de las personas mayores. Ellas van al médico y se les dice que ‘solamente son viejos’”, explica Dr. Catherine, doctora de un centro de salud de Tanzania.

Muchas veces, las personas mayores tienen que pagar por los servicios de salud aun cuando existen pólizas para disminuir estos gastos ya que el cumplimento de las políticas por parte de los proveedores no son congruentes y hay escasez de disponibilidad para los equipamientos y la medicación.

“Cada vez que voy al médico con un problema, recibo una receta y me dice que necesito comprar medicamentos. Solamente el paracetamol es gratuito, el resto siempre lo tengo que pagar”, relata Manhica de Mozambique.

“Me quedo en casa y compro el paracetamol de aquí porque mismo si voy al doctor, solamente voy a poder recibir un medicamento de forma gratuita. ¿Por qué hacer todo ese camino hasta el doctor para recibir solamente un paracetamol?”

Los gastos de transporte para ir a las instalaciones son significativos y junto con el coste de los servicios en sí, los gastos para recibir ayuda médica representan un gran obstáculo para las personas mayores.

Los mayores suelen encontrarse con el dilema de comparar sus necesidades de salud con las necesidades de los otros miembros de la familia, particularmente con las de sus nietos, a la hora de decidir quién tiene más necesidad de ir al médico.

El acceso a dinero en efectivo es, por tanto, muy importante a la hora de lidiar con las barreras de la demanda que impiden a las personas mayores acceder a atención médica. Cuando los mayores reciben dinero en efectivo, lo utilizan para cubrir los gastos de transporte para llegar a las instalaciones, las consultas y el tratamiento, y las recetas.

“Podemos utilizar el dinero en efectivo para pagar el transporte para ir al hospital cuando estamos enfermos. También lo usamos para comprar medicamentos para nuestras enfermedades o cuando recibimos recetas”, indica una señora mayor de Mbarali, Tanzania.

Recibir dinero en efectivo también ayuda a las personas mayores mejorar el bienestar físico y psicológico ya que aumenta la autoestima y el acceso a alimentos y saneamiento.

No obstante, las personas mayores de Etiopía, Mozambique, Tanzania y Zimbabue han percibido que el valor monetario del dinero en efectivo no es suficiente para transformar la manera en la cual ellos acceden a los servicios sanitarios o para priorizar su salud encima de otras necesidades urgentes.

Además, aun cuando el dinero en efectivo se utiliza para tener acceso a los centros de salud, la baja calidad de los servicios sanitarios en los cuatro países significa que para algunas personas el acceso a sanidad sigue siendo el inapropiado.

“El dinero en efectivo, por ejemplo, las pensiones sociales, deberían ser habituales, tener mayor cobertura y un valor más alto para garantizar que las personas mayores puedan superar los obstáculos para acceder a los servicios médicos”, explica Dr. Prafulla Mishra, Director Regional en África de HelpAge International.

“Las necesidades sanitarias de las personas mayores deben ser tomadas en cuenta en los programas y las estrategias del gobierno, asegurando acceso gratuito a asistencia médica”.

“Por último, se debe impulsar la recopilación de datos desagregados por edad para que las autoridades entiendan mejor las necesidades sanitarias de las personas mayores”.

 

Emergencia África del Este

Emergencia humanitaria en África del Este

Ayudanos a responder rápidamente a esta crisis humanitaria.

¡Dona ahora!

Certificado fiscal 2017

Certificado fiscal

Quiero recibir el certificado fiscal con mis aportaciones de 2017.


Solicítalo aquí

Blogging&Cooking cocina contra la pobreza

Blogging&Cooking

Súmate tú también en la lucha contra la pobreza

X
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede configurar su navegador para impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque dicha acción podra ocasionar dificultades de navegación en la página web.
CÓMO CONFIGURAR
ACEPTAR

Tags for this page