HelpAge y Handicap International ayudan a los refugiados sirios en Líbano y Jordania

25/03/2013

Por Attila Kulcsar


Actualmente,  HelpAge está colaborando con Handicap International en su respuesta a la crisis de refugiados sirios en Jordania. Estamos aplicando nuestra experiencia conjunta para identificar las necesidades de los más vulnerables, incluyendo a las personas mayores y a las personas con discapacidad,  para asegurar su acceso a los servicios esenciales de ayuda y analizar la mejor manera de proporcionarles asistencia adicional.


El conflicto sirio ha expuesto a la población a niveles de violencia sin precedentes. En Jordania, el número de refugiados que llegan diariamente se ha incrementado dramáticamente en el último mes. 50.000 personas están esperando en la frontera para cruzar a Jordania y llegan 1.500 nuevos refugiados cada día. Actualmente hay unos 313.000 refugiados registrados o esperando a ser registrados en Jordania, y 87.000 más sin registrar.

Refugiados sirios en Jordania Refugiados sirios en Jordania Amandine Allaire/HelpAge International
Muchos refugiados sirios están dejando los campos y trasladándose a áreas urbanas, uniéndose a miles de otros refugiados que ya viven en las ciudades cercanas a la frontera entre Siria y Jordania. Este grupo - aproximadamente un 75% de la población refugiada - depende ampliamente del apoyo de sus vecinos jordanos.


Se necesitan más servicios para las personas mayores


Pascale Fritsch, Asesora de Salud y Nutrición en Emergencias de HelpAge se reunió recientemente con refugiados sirios que viven en las ciudades del norte de Jordania y descubrió una clara necesidad de servicios comunitarios para mayores, discapacitados y otras personas vulnerables que requerían más trabajo para formar trabajadores sanitarios comunitarios, voluntarios y cuidadores domiciliarios.
El campo de refugiados principal en el norte de Jordania, Za'atari, alberga unos 144.000 refugiados, más de la mitad han llegado durante febrero de 2013. El campo está abarrotado y se ha informado de la falta de acceso a los alimentos.


 Los mayores de 60 son aproximadamente un 3% de la población del campo, lo que sugiere que los mayores no desean o no pueden dejar Siria. Sin embargo, este número ha aumentado desde el 2% del mes pasado confirmando informes de que un número creciente de personas mayores está desplazándose ya que no pueden seguir tolerando la violencia en Siria.


Los datos de ACNUR del campo de Za'atri muestran que, mientras el 3% de los refugiados tienen 60 años o más, suponen el 7% de las enfermedades agudas y el 21% de las enfermedades crónicas, tales como diabetes o tensión alta. Esto indica que los refugiados mayores están desproporcionadamente en riesgo y necesitan asistencia humanitaria. Sin embargo, las instalaciones médicas de Za'atari están cada vez más sobrecargadas.


Las comunidades urbanas están desbordadas


Los refugiados que se han trasladado ilegalmente desde el campo no tienen documentos de identidad y no cumplen los requisitos para recibir la ayuda de ACNUR, como por ejemplo, dinero en efectivo, ropa, ropa de cama, tickets de comida y escolarización para los niños. En general, la situación de los refugiados que viven en áreas urbanas es mucho peor que la de aquellos en campos. Es esencial localizarlos y apoyarlos.

Amnah tiene 85 años y dejó Siria hace seis semanas. Ahora vive en Mafraq en el norte de Jordania. Decía: "Solo estuvimos en el campo durante cinco días porque estaba abarrotado. Me fui a vivir con mi hijo. Durante los próximos días, me trasladaré a un piso en otra ciudad donde estaré más cerca del hospital y los servicios sanitarios". Amnah todavía no se ha registrado con ACNUR por lo que no tiene acceso a servicios sanitarios gratuitos. Handicap Internacional la ayudará a registrarse y ya le ha proporcionado una silla de ruedas. La semana que viene un terapeuta de la organización le proporcionará una sesión de fisioterapia.


Las comunidades urbanas se están desbordando rápidamente por la afluencia de nuevos habitantes y sus servicios están abarrotados. Esto ha llevado a una subida en los alquileres y una gran dificultad para encontrar vivienda. Ayudar y asistir con los alquileres es una de las necesidades más urgentes ya que muchas familias sirias no pueden pagarlos y están amenazadas con ser desahuciadas o vivir en infraviviendas.


Muchos de los refugiados que han entrado a Jordania cruzando la frontera de manera no oficial, y ya que sus documentos de identidad han sido retenidos por las autoridades jordanas, no pueden trabajar, lo que significa que tienen muchas dificultades para conseguir suficientes recursos para el alquiler y la alimentación.


Fatma, 75, llegó a Jordania hace un mes. Explicaba: "No tenemos ingresos, ya que no se nos permite trabajar en Jordania. El alquiler de un piso es 250JD (272€) al mes, incluir electricidad, agua y los tanques de combustible para el calefactor cuesta 10JD (11€). Para calentarnos utilizamos uno a la semana".


Índices elevados de enfermedades crónicas


Las personas mayores tienen necesidades sanitarias específicas debido a los altos índices de enfermedades crónicas, tales como enfermedades cardiovasculares, respiratorias o diabetes que según la Organización Mundial de la Salud, afectan a la población siria.


Pascale Fritsch dijo: "El acceso al cuidado médico para los refugiados sirios es una preocupación importante". A pesar del compromiso de las autoridades jordanas para garantizar el acceso a los servicios de los refugiados sirios no todos los servicios sanitarios se proporcionan gratuitamente. Las instalaciones gratuitas no tienen la capacidad de asistir a la gran afluencia de pacientes. Los mayores retos en cuanto a los servicios sanitarios para las personas mayores son la distancia, falta de medicación, las tasas a los usuarios y un tope de asistencia sanitaria al año.


HelpAge International en asociación con Handicap International planea fortalecer la asistencia a los mayores, personas con discapacidad y otros refugiados vulnerables que viven en las áreas urbanas de Jordania y Líbano. Nos centraremos especialmente en el  acceso a la vivienda, electricidad, calefacción, ropa, alimentos y cuidado sanitario.

Por favor, dona ahora y ayúdanos a mejorar las condiciones de vida de los refugiados sirios

Donate ahora.

eBoletín


Suscríbete gratis

Política de privacidad

X
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede configurar su navegador para impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque dicha acción podra ocasionar dificultades de navegación en la página web.
CÓMO CONFIGURAR
ACEPTAR