Aniversario del Tifón Haiyan en Filipinas

11/11/2014

Las personas mayores han sido clave en ayudar a 150.000 personas a recuperarse tras el Tifón Haiyan, dice un nuevo informe publicado hoy por HelpAge International y la Coalición de Servicios a las Personas Mayores de Filipinas (COSE).

HelpAge apoyó a Erlinda tras el Tifón Haiyan Erlinda delante de su nueva casa (c) Al Casal

El informe titulado Un año después del Tifón Haiyan, Personas Mayores clave en la recuperación, afirma que se han reconstruido viviendas, diversificado los cultivos y formado a las personas mayores para ayudar a sus comunidades a conseguir la recuperación tras el Tifón.

Basándonos en los datos proporcionados por la Oficina de Estadística de Filipinas, aproximadamente 1,27 millones de personas mayores de 60 años fueron afectadas por el Tifón Haiyan, un 8% de los 16 millones afectados; muchos perdieron sus casas, sus ingresos y a sus seres queridos.

Las personas mayores son parte del proceso de recuperación

Antes del Tifón Haiyan aproximadamente el 65% de las personas mayores tenía un trabajo pero muchos de ellos no fueron incluidos en los programas de “dinero por trabajo” tras el desastre. Los niveles de pobreza y la tasa de malnutrición en la Provincia de Leyte eran altos.

La falta de información dificultaba el acceso a la ayuda de las personas mayores. Por ejemplo, el 75% de las personas mayores entrevistadas por HelpAge y ACNUR no sabía que había asistencia médica gratuita disponible.

Como consecuencia, HelpAge International y su contraparte local, la Coalición de servicios a las Personas Mayores (COSE) intervinieron para garantizar que las personas mayores tuviesen ingresos regulares, vivienda, cuidado sanitario y acceso a los beneficios a los que tenían derecho.

A través del trabajo con organizaciones locales de personas mayores, las agencias empezaron a realizar programas de transferencia de efectivo, reparación de viviendas y formación en carpintería y cuidado de personas mayores.

Lideraron el establecieron un servicio comunitario de salud para asegurar el acceso a medicación correcta y asequible por parte de las farmacias. También se ha ayudado a las personas mayores a acceder a los documentos legales y a las tarjetas de identificación y se les ha informado sobre los beneficios a los que tienen derecho.

Reconstruir hogares y medios de vida

Se ha formado a los agricultores mayores en diversificación de cultivos ya que los cocoteros (uno de los cultivos principales) fueron arrasados por el Tifón.

Esto ayudó a los agricultores a mejorar los ingresos familiares con un incremento de la producción de cultivos más resistentes.

Carpinteros mayores fueron formados en nuevas técnicas de construcción, lo que tuvo como resultado viviendas más fuertes y resistentes para las personas mayores de la comunidad. Se proporcionaron herramientas a aquellos que las habían perdido para que pudiesen volver a trabajar.

“HelpAge y COSE nos proporcionaron la manera de ayudar a otras personas mayores” dijo Virgilio Virola, 60, de Palo, Leyte. “Formarme en carpintería fue realmente útil”.

Crear comunidades amigables con las personas mayores

Al menos 10.000 personas mayores recibieron dinero en efectivo y 11.000 personas mayores recibieron dinero y kits de construcción para sus nuevas casas. Se proporcionaron semillas y fertilizantes para plantar arroz a 7.000 personas.

El apoyo económico ayudó a comenzar nuevos negocios desde vender alimentos a servicios de taxi. También se incentivó la pesca y se pusieron en marcha pequeños negocios de cría de cerdos y aves. Este apoyo ha permitido que las personas mayores se ayuden los unos a los otros y mejoren su resiliencia tras las consecuencias del Tifón, animándolos a participar activamente en el proceso de reconstrucción y creando comunidades amigables con las personas mayores.

“Recibimos 10.000 pesos de HelpAge-COSE y volvimos a empezar con nuestra pequeña tienda de comestibles. Ahora tenemos algo de dinero por el negocio” dijo Erlinda Yabao, 71, de Tacloban, Leyte.

Las personas mayores tienen un gran potencial para contribuir

Las dos organizaciones también animaron a las personas mayores a participar en formaciones y apoyo psicosocial y a presentar programas de radio sobre algunos de los temas discutidos.

Muchas personas mayores dijeron que formar parte de las actividades de HelpAge les hizo darse cuenta de que podía contribuir lo que les hacía sentirse parte de la sociedad de nuevo.

 “En cualquier emergencia, ayudar a las comunidades a cubrir sus necesidades más inmediatas y añadir la recuperación a largo plazo es un reto”, dijo Ian Clarke, El Director de Programas en Filipinas de HelpAge-COSE.

“Pero hemos superado este reto con la implicación activa de las personas mayores así como con el apoyo de sus organizaciones” dijo. La Confederación de Asociaciones de Personas Mayores de Filipinas (COPAP) también contribuyó al éxito de la fase aguda de la emergencia con apoyo psicosocial para las personas mayores, identificando las necesidades específicas y ayudando a distribuir la ayuda.

Donate ahora.

eBoletín


Suscríbete gratis

Política de privacidad

X
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede configurar su navegador para impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque dicha acción podra ocasionar dificultades de navegación en la página web.
CÓMO CONFIGURAR
ACEPTAR